Los magazines marcan tendencia

443
Mariana Fabbiani entrevistando a Jorge Lanata

Por Ariel Ferretti

(Nota publicada en la Revista de APTRA para los premios 2016 de la TV abierta)

 

A lo largo del tiempo, la televisión ha ido adaptando sus contenidos para poder aproximarse a una audiencia popular, una evolución por el desarrollo de los recursos estéticos y tecnológicos y por la captación de nuevas temáticas y formas culturales del país. Dentro de este desarrollo,  la TV argentina experimenta el crecimiento de los magazines que cada año toman más horas al aire y le pelean la primicia informativa a los noticieros y ciclos periodísticos.

Actualmente la pantalla chica local cuenta con once ciclos distribuidos en las cinco emisoras abiertas: Desayuno americano, Intrusos e Infama en América; Pura vida, cada día y Tomate la tarde en la Televisión Pública; Qué mañana! e Implacables en Canal 9;  Morfi todos a la mesa en Telefe y Nosotros a la mañana, El diario de Mariana y Este es el show en El Trece, que se ubican en los diferentes tipos de magazine: actualidad, cocina y espectáculos.

Magazine es una voz inglesa que significa revista y es el mayor contenedor de géneros. Lucas González, Productor Ejecutivo de El diario de Mariana, coincide con este concepto. “Como lo dice etimológicamente, el magazine es una revista televisiva diaria que según el programa puede tener diferentes características”

“Es un programa donde conviven temas de actualidad, espectáculos, humor, femeninos y living con invitados.”, sostiene José Nuñez, productor general de Desayuno Americano. Para Fernanda Merdeni, productora de Infama, “el magazine aborda además diversos temas buscando entretener e informar”. Por su parte, Claudio Celestino, Productor ejecutivo de Qué mañana! agrega: “El magazine cuenta con todos los condimentos para pasar un rato agradable y estar informado”. Como panelista de Implacables, Nancy Duré toma este género como “un ciclo de interés general en el que se van desarrollando los distintos temas como si se pasaran las páginas de una revista”.

 

Una revista de mucho contenido

En el magazine se pueden distinguir distintos formatos que van desde las entrevistas que buscan análisis periodístico hasta el entretenimiento, pasando por los debates, informes, reportajes y juegos, con una extensa duración que supera la hora de programa.

Caracterizado por un lenguaje cotidiano, se presenta como recurso la elaboración de informes en donde se recolectan fragmentos de distintas emisiones de distintos canales, creando una especie de collage informativo. De esta forma se espectaculariza la información para luego analizarla de una manera amena.

Para José Nuñez “el magazine debe tener contenido, invitados y ritmo en una mayor proporción”.  Fernanda Merdeni agrega que “está formado por un grupo de periodistas bajo el título de panelistas y columnistas especializados con uno o dos conductores donde la característica principal es abordar diversos géneros”. Claudio Celestino se enfoca desde el estilo de su programa. “Nuestro magazine combina entretenimiento, noticias de actualidad, el espectáculo y el humor alrededor de la gastronomía”. Nancy Duré sostiene que “el magazine tiene siempre un formato desestructurado con el que se busca entretener, además de informar”.

En cambio, Lucas González considera que toma caracteres del noticiero. “A primera vista da la impresión de que en un magazine entra todo. Sin embargo, las características principales son la de informar y entretener. Si bien no es un noticiero, puede tener algunas particularidades de ese formato. Pero es más libre en cuanto a la estructura y más permisivo desde el estilo y el lenguaje.”

Exceptuando a Implacables que se emite los fines de semana en horario nocturno, los magazines en formato diario ocupan las mañanas y las tardes de los cinco canales abiertos. “Los magazines siempre dominaron la televisión abierta, sentencia Nuñez. A lo que Merdeni agrega que “sin duda la información constante, precisa e inmediata es la demanda de un público cada vez más exigente”. Para Celestino el perfil de los magazines dio un giro. “En este momento por un tema de actualidad que está viviendo el país, la mayoría se transformaron en programas políticos”.

Duré se opone terminantemente a esta idea. “Creo que la televisión actual tiene una gran variedad de programas informativos, ficciones y ciclos de entretenimientos, además de los magazines”. Por su parte, González prefiere reemplazar la palabra dominación por proliferación. “No sé si la palabra es dominar, pero sí existe una gran proliferación de magazines televisivos. Incluso la mayoría de los noticieros adoptaron algunas cualidades o segmentos más identificados con el magazine. Son menos acartonados y se permiten ciertas libertades impensadas hace diez o veinte años, tanto en el contenido informativo como en la estética visual”.

Los puntos más fuertes

Las características del magazine pueden centrarse en cuatro puntos: dinamismo, información variada, periodistas informados y un conductor que logre una buena empatía con la gente. En el caso de Desayuno americano, que lleva seis temporadas en el aire, José Nuñez destaca “la información de último momento, la genial conducción, el panel siempre atento, noteros que consiguen notas brillantes, buen humor y clima de información y análisis”. Para Fernanda Merdeni “Infama– que inició su octava temporada desde que comenzó con Santiago del Moro en 2008 –  hoy está volviendo a sus raíces, no sólo en los colores y la escenografía con una mesa super moderna que engloba al equipo, sino por el dinamismo, la información cruda y las primicias. Claudio Celestino considera que “Qué mañana! está basado en la cocina, con mucho humor, espectáculo, información y servicios”. Para Nancy Duré “Implacables se caracteriza por tratar todos los temas del mundo del espectáculo, incluida la vida personal de los artistas que es lo que al público más le interesa, pero siempre con el debido respeto”. En tanto, Lucas González sostiene que en El diario de Mariana la comunión que se da al aire entre la conductora y los panelistas es una de las claves. “El público se da cuenta de todo y esa buena convivencia es tangible y palpable. A partir de esa premisa, hay muchas horas de trabajo para lograr la mejor información, tener el olfato televisivo que se necesita para saber por dónde van los temas del día, y en consecuencia estar en los lugares donde se genera la información y tener a los invitados que ese contexto requiere”.

Panelistas o columnistas

En un magazine los panelistas son quienes aportan diferentes miradas sobre un mismo tema de actualidad, mientras que los columnistas especializados informan a la audiencia sobre el acontecer en el mundo político, económico, deportivo o del mundo del espectáculo. Para el productor general del ciclo conducido por Pamela David “Los columnistas al ser especializados le dan más variedad y riqueza al ciclo”. La productora ejecutiva del ciclo conducido por la dupla de Pía Shaw y Denise Dumas descarta a los opinólogos. “Son productivos los periodistas informados con roles definidos cada uno para sus columnas pero siempre empapados de cada uno de los temas a tratar. Creo que la era del opinólogo ya no suma. Para opinar está Doña Rosa en su casa y uno tiene que darle las herramientas a Doña Rosa para que se luzca en su charla de barrio”. Para el productor del envío a cargo de Ariel Rodríguez Palacios la óptica del tema es diferente. “En nuestro caso y en los programas en general son importantes los panelistas por una cuestión de información y de desarrollo de temas”. La panelista del ciclo conducido por Susana Roccasalvo marca la importancia de panelistas o columnistas según el tipo de magazine. “Todo depende del tipo de magazine. Si de interés general siempre es bueno que haya columnistas especializados. Pero en el caso de un programa de espectáculos, lo mejor es tener un buen panel de periodistas”.

Y para el productor ejecutivo del ciclo de Mariana Fabbiani los roles de los panelistas y los columnistas en un magazine quedan muy bien definidos. Los panelistas son actores permanentes en un magazine. Los columnistas entran y salen. Además, un buen panelista siempre aporta información que se puede trabajar al aire o desde la producción. Un columnista, en general, es un analista que aporta su mirada sobre un hecho o una noticia en particular.En nuestro caso particular, me da mucho orgullo haber promovido a jóvenes productores periodísticos formados en el programa, para realizar tareas de cronistas o columnistas.”